El misterio del Mundo
Русский Español English 
  Inicio   Busqueda  Galería   Show   Versos en la voz   Canciones   Contacto     Ruso
   ¡Buenos días!
  Registración
  Inisiar sesión
   ¿Quiénes
   somos? 
   Catálogo
  Por autor
  Cronología
   Países
  Argentina
  Bolivia
  Brasil
  Venezuela
  Guatemala
  Honduras
  Rep.Dominicana
  España
  Colombia
  Costa-Rica
  Cuba
  México
  Nicaragua
  Panamá
  Paraguay
  Perú
  Puerto-Rico
  Salvador
  Uruguay
  Chile
  Ecuador
  Otro
   Sobre   los autores
  Poetas
  Traductores
  Pintores
  Compositores
  Intérpretes




 

   Версия параллельные тексты и транскрипция

Archivo de versos, VIP Хуан Хосе Арреола. Баллада : El mundo habla español



Juan José Arreola. Balada



Otra vez el suplicio, otra vez la temporada en el infierno,
entre cuates que se la mientan con el mismo sonsonete,
la mañana siguiente a la noche del cuete.
Otra vez el responso, otra vez el sempiterno
borlote de si las pagas te invito
al agujero de nada en la nada entreabierta
donde entraste como los machos nomás porque te dieron puerta.
Te soltaron los perros: "Ven acá güerito,
la estación es violenta y yo estoy en primavera y tú en el invierno".

No me dejes caer en el garlito.

Otra vez el rechinar de dientes y la vomitona de los crudos,
embrocados en hilera hacia el retrete infinito:
guacareando al unísono y mirándose de hito en hito:
embistiendo al burladero los burriciegos cornudos
¡todos temblando con el baile de San Vito!
Otra vez el mal de amores y el consuelo de pendejos,
porque fuimos al bunche y nos mandaron lejos...
Otra vez el chancro en la memoria y la conciencia en un grito
porque aposté la cabeza contra los pechos desnudos.

No me dejes caer en el garlito.

En el coro de abandonados soy el cuerno que tocas.
Unicornio solista, que embiste, recula y se estrella,
fui a dar al escudo blindado de falsa doncella.
Yo sé que hay prudentes pero me tocaron las locas
discípulas evangélicas del tenebroso.
Soy candil de la calle, dame para mi aceitito.
Después de cumplir como bueno el pavoroso rito,
desde el foso de las leonas sulfuroso y viscoso,
soy este chivo emisario solitario en las rocas...

No me dejes caer en el garlito.

Envío

Dios de los ejércitos, contra Ti la plegaria ejercito.
La trampa de carne ya Te dio resultado
y tal vez no Oyes desde el profundo este grito,
porque sollozo con el cebo atragantado:
el cebo que sabe a muerte y a pecado.

¡Déjame para siempre caer en Tu garlito!


Хуан Хосе Арреола. Баллада
 






Sólo para miembros VIP!...


Entrada a la zona VIP


Registración