El misterio del Mundo
Русский Español English 
  Inicio   Busqueda  Galería   Show   Versos en la voz   Canciones   Contacto     Ruso
   ¡Buenos días!
  Registración
  Inisiar sesión
   ¿Quiénes
   somos? 
   Catálogo
  Por autor
  Cronología
   Países
  Argentina
  Bolivia
  Brasil
  Venezuela
  Guatemala
  Honduras
  Rep.Dominicana
  España
  Colombia
  Costa-Rica
  Cuba
  México
  Nicaragua
  Panamá
  Paraguay
  Perú
  Puerto-Rico
  Salvador
  Uruguay
  Chile
  Ecuador
  Otro
   Sobre   los autores
  Poetas
  Traductores
  Pintores
  Compositores
  Intérpretes




 

   Версия параллельные тексты и транскрипция

Archivo de versos, VIP Роналд де Карвальо. Бразилия : El mundo habla español



Ronald de Carvalho. Brasil



A Fernando Haroldo

En esta hora de Sol puro,
palmas paradas,
piedras pulidas,
claridades,
chispas,
centellos,

¡yo oigo el canto enorme del Brasil!

¡Yo oigo el tropel de los caballos del Iguassú
corriendo en la punta de las rocas desnudas,
empinándose en el aire mojado, batiendo
con sus patas de agua en la mañana
de burbujas y de gotas verdes!.

¡Yo oigo tu grave melodía,
tu grave y bárbara melodía, Amazonas;
la melodía de tu onda lenta de óleo espeso,
que se agiganta y se agiganta,
lame el barro de los barrancos,
muerde raíces, arrastra islas,
y embiste al Oceano muelle
como un toro picado de banderillas,
varas, ramas y follajes!.

Yo oigo la tierra que estalla en el vientre caliente
del Nordeste, la tierra que hierve en la planta
del pié de bronce del cangaceiro;

la tierra que se desmorona
y rueda en sordas bolas,
por las estradas de Joazeiro,
y se quiebra en costras secas,
chamuscadas, en el Crato chato!

¡Yo escucho el chirrlar de las caatingas
— trinos, píos, silbidos, zumbidos,
picos que pican, bordones que resuenan tensos,
tímpanos que vibran límpidos,
cris-cris, siseos, pensares largos, lánguidos
— caatingas debajo del cielo!

¡Yo oigo los arroyos que ríen,
saltando en la grupa de los dorados golosos,
jugando con los bagres en el limo
de las covachas y las ovas!.

¡Yo oigo las moliendas
esprimiendo la caña de azúcar,
el rumor de la miel escurriendo en los cubos.
el tintinar de las vasijas en los seringales!.

Y las hachas que abren caminos
y las sierras que decepan troncos;
y traillas de "Corta-viento"
"Rompenierro", "Chispas" y "Tiburones"
acosando sussuaranas y mazarocas;
y mangles borboteando en la luz,
y jabalíes, castañeteando las quijadas,
hacia los yacarés adormecidos
en la lama cálida de los igapós.

¡Yo oigo todo el Brasil, cantando, zumbando,
gritando, vociferando!

Hamacas que se balancean,
sirenas que pitan,
usinas que crujen, martillean, palpitan,
estridulan, ululan y roncan;
tubos que explotan,
gruas que giran,
ruedas que baten,
trenes que trepidan,
rumor de cuchillas y altiplanos;
campanillas, relinchos, balidos, mujidos;
repiques de campanas, estallar de cohetes;

Oro Prieto, Bahía, Congoñas, Sabará.

¡Griterías de Bolsas empinando números
como papagayos;
tumultos de calles que se bambolean
bajo los rascacielos;

voces de todas las razas que la marea
de los puertos arroja en el sertón!

¡En esta hora de Sol puro yo oigo el Brasil!

¡Todas tus conversaciones, patria morena,
corren por el aire!

La conversación de los hacendados
en los cafetales;
la conversación de los mineros
en las galerías de oro,
la conversación de los operarios
en los hornos de acero,
la conversación de los garampiros
cerniendo las bateas,
la conversación de los coroneles
en las barandas de las haciendas.

Más lo que yo oigo, ante todo, en esta hora
de sol puro,
palmas paradas,
piedras pulidas,
claridades,
brillos,
chispas,
centelleos,
es el canto de tus cunas, Brasil,
de todas esas cunas donde duerme,
en la boca escurriendo leche, moreno, confiado,

¡el hombre de mañana!



De
Ronald de Carvalho
TODA LA AMÉRICA
Edición
Traducción de Francisco Villaespesa
Editora Hispano-Brasileña, 1935

Роналд де Карвальо. Бразилия
 






Sólo para miembros VIP!...


Entrada a la zona VIP


Registración