El misterio del Mundo
Русский Español English 
  Inicio   Busqueda  Galería   Show   Versos en la voz   Canciones   Contacto     Ruso
   ¡Buenos días!
  Registración
  Inisiar sesión
   ¿Quiénes
   somos? 
   Catálogo
  Por autor
  Cronología
   Países
  Argentina
  Bolivia
  Brasil
  Venezuela
  Guatemala
  Honduras
  Rep.Dominicana
  España
  Colombia
  Costa-Rica
  Cuba
  México
  Nicaragua
  Panamá
  Paraguay
  Perú
  Puerto-Rico
  Salvador
  Uruguay
  Chile
  Ecuador
  Otro
   Sobre   los autores
  Poetas
  Traductores
  Pintores
  Compositores
  Intérpretes




 

 Print 

Hérib Campos Cervera : El mundo habla español

Hérib Campos Cervera
 





1 | 2 |

Hérib Campos Cervera nació probablemente el 30 de marzo de 1905. Fueron sus padres Hérib Campos Cervera de la Herrería, periodista fallecido en París en 1922, y Alicia Díaz Pérez, hermana del polígrafo español, radicado en el Paraguay desde 1906, Viriato Díaz Pérez.

La vida y la trayectoria intelectual del autor de CENIZA REDIMIDA, son todavía insuficientemente conocidas. Una infancia desdichada, lejos de sus progenitores, parece haber marcado hondamente toda su vida, y en su poesía tal vez se encuentre las huellas de esta primera etapa de su existencia. Su adolescencia y juventud no habrían sido más afortunadas. En la época en que publica sus primeros poemas en la revista Ariel (1923) estudia, como interno, en el Colegio San José, al cual menciona constantemente como "cárcel" en un Diario de ese mismo año. (2) Posteriormente fue alumno del Colegio Nacional.

En 1923 se fundó la revista JUVENTUD -cuyo primer director fue el poeta Heriberto Fernández (1903-1927)-, identificada con toda una generación de poetas y escritores, algunos de ellos malogrados tempranamente. Hérib colaboró en dicha revista y en otras publicaciones de la misma época como IDEAL y ALAS, ésta última dirigida por José Concepción Ortiz (1900-1972), que fue también el último director de JUVENTUD, en 1926.

Durante la década del 20 al 30 la poesía de Campos Cervera, dispersa en revistas y diarios, se mantiene dentro del ámbito estético de esa generación, que fue, en líneas generales, el del postmodernismo, período mal conocido y poco valorado en lo que respecta a la poesía paraguaya. (3)

En 1931 Hérib sufrió su primer destierro a causa de su participación en los sucesos del 23 de octubre. Vivió durante algún tiempo en Buenos Aires, donde trabó relación con figuras destacadas de la intelectualidad porteña, como Francisco Romero, Luis Juan Guerrero (quien lo puso en contacto con la filosofía de Heidegger), Amado Alonso (filólogo español que por entonces dirigía el célebre Instituto de Filología de la Universidad de Buenos Aires), Raimundo Lida y otros. Noticias sobre esta etapa de su vida se encuentra en las cartas que escribió a sus amigos José Concepción Ortiz y Vicente Lamas. Después pasó a residir en Montevideo, donde coincidió con otros exiliados paraguayos como Anselmo Jover Peralta (1895-1970) y Natalicio González (1897-1966), que posteriormente tendrían destacada actuación en regímenes políticos muy diferentes. (5) Por entonces ya Campos Cervera se hallaba definido como un "hombre de izquierdas", pero es difícil, por ahora, delinear su proceso ideológico.

Es posible que en los primeros tiempos haya sido influido por las reivindicaciones sociales del anarquismo, todavía importante en la década del 20 como ideología sindicalista, y por el socialismo marxista en los años de exilio en la Argentina y el Uruguay. Cuando pudo regresar al Paraguay hacia fines de 1935, siguió militando políticamente desde posiciones de izquierda, y según testimonio de Sinforiano Buzó Gómez, se adhirió en 1936 al movimiento revolucionario del 17 de febreros

En Montevideo extravía, o se lo secuestran, una novela terminada, HOMBRES EN LA SELVA, y el ROMANCERO DEL DESTIERRO, del que se habría salvado de la destrucción únicamente su poema "23 DE OCTUBRE". Pero pese a las penurias del exilio, Campos Cervera tiene oportunidad de profundizar sus conocimientos literários y filosóficos y, sobre todo, de abrir su sensibilidad poética a las nuevas corrientes literarias que están renovando la poesía y la prosa en Europa y América. García Lorca, que estuvo en el Río de la Plata en 1933, y a quien parece haber conocido en Montevideo, lo impresiona profundamente. Le dedicará, en CENIZA REDIMIDA, un poema, "FEDERICO", y algunas de las composiciones de este libro dejarán ver la huella estilística del Romancero gitano.

Se comprende, entonces, que con este bagaje cultural, con sus nuevas ideas sobre la literatura y su propia praxis poética, Hérib se convierta -junto con Josefina Plá, que regresa de España en 1938- en el centro de un movimiento que tiene como protagonistas, entre otros, a Augusto Roa Bastos, Oscar Ferreiro, Ezequiel González Alsina, Hugo Rodríguez Alcalá, los cuales pasarán a ser conocidos en la historiografía literaria paraguaya como integrantes del "grupo del 40". El cenáculo "VY'Á RAITY" es el lugar de encuentro de aquellos jóvenes escritores --a quienes se unirá un poco más tarde Elvio Romero- y sus producciones van apareciendo en revistas como la del Ateneo Paraguayo, Noticias, y el suplemento literario del diario El País.

Entretanto, el poder político ha caído en manos del General Morínigo, que instaura un régimen autoritario simpatizante del nazi-fascismo, entre 1940 y 1948. En 1947 estalla una rebelión de los sectores políticos democráticos, apoyados por una fracción del ejército, que acaba en el fracaso. Para Campos Cervera será motivo de un exilio que durará hasta su muerte en Buenos Aires, seis años después.

En el último período de su vida, signado por el destierro definitivo, el autor de CENIZA REDIMIDA prosigue su actividad literaria sin desvincularse de la patria. (7) Se afirma su voz poética y reúne los materiales que considera rescatables para su primer libro de poemas, que publica la Editorial Tupa, dirigida por Jover Peralta, en 1950.

Posteriormente escribe algunos poemas, recogidos en un breve volumen póstumo titulado HOMBRE SECRETO (8), un relato, "EL BUSCADOR DE FE", una novela corta, EL OJO ENTERRADO, que se ignora si llegó a concluir y que se ha extraviado, una pieza teatral, JUAN HACHERO, no estrenada y aún inédita, y, en fin, prepara una historia de las ideas en el Paraguay, probablemente también inconclusa.

Esta vida de gran intensidad existencial e intelectual se apagó el 28 de agosto de 1953. Su muerte privó al Paraguay de una de sus grandes voces poéticas y de una personalidad fundamental en el desarrollo de la cultura moderna del país.

Humberto Pérez Cáceres, que fue su amigo y compañero en la Redacción del diario Democracia, de Buenos Aires, ha transmitido sus últimas palabras para el pueblo a cuya causa se había entregado desde su juventud hasta sus últimos días.



"Que nuestros artistas, nuestros escritores, nuestros luchadores de la causa de la libertad -le dice un día antes de su muerte-, jamás olviden que toda su batalla debe tener por brújula lo nacional. Nada podrá ser construido con sentido de perennidad si se olvidan las profundas raíces nacionales. El arte, la política, el quehacer cultural, deben beber los zumos mejores de la nacionalidad. El proceso tiene este itinerario de lo nacional a lo universal, no a la inversa. Que no haya arte inútil, que no haya belleza divorciada del pueblo. El pueblo, su servicio, su redención, su felicidad, su justicia, deben constituir los motivos de todo trabajo. Lo nacional, Humberto, nuestro país, nuestros hombres, nuestros campesinos y obreros, nuestras mujeres. Es a ellos, a su elevación, que los artistas deben dedicar todos sus esfuerzos". (9)



CENIZA REDIMIDA

La primera edición de Ceniza Redimida apareció entre fines de junio y principios de julio de 1950. En una carta a Oscar Ferreiro, fechada en Buenos Aires el 27 de junio de ese año, su autor le dice que apareció el mismo día que nacía su tercer hijo, Hérib III (10), o sea el 20 de junio. Sin embargo, el colofón del libro dice que se terminó de imprimir el 5 de julio. Poco menos de un mes después, en una nueva carta a Oscar Ferreiro y su esposa, Hérib les dice que el editor aún no le ha entregado ejemplares de su libro. Flecho curioso, según noticias que da el propio Hérib a Oscar Ferreiro en la carta del 27 de junio, el libro había tenido un gran éxito de crítica en La Prensa del 21 de mayo y en La Nación del 11 de junio, es decir, antes de las fechas de aparición dadas por el autor y el editor respectivamente.

Como quiera que fuese, en agosto o setiembre de 1950 el libro debió llegar a Asunción, causando un impacto considerable en el ambiente literario paraguayo. Aunque buena parte de los poemas contenidos en el libro eran ya conocidos por haberse publicado antes en revistas y diarios de Asunción y de Buenos Aires, su reunión en un volumen constituyó un acontecimiento capital en la historia de la poesía paraguaya moderna, y la influencia estética del autor se hizo aún más notoria en la formación del gusto poético de esos años.

CENIZA REDIMIDA contiene poemas de un lapso de cerca de veinte años. En la copia de los originales preparada para la imprenta, consta bajo el título, entre paréntesis, las fechas 11932-1949), que en el libro impreso no aparecen. Cabe conjeturar que muchos de esos textos fueron reelaborados en el transcurso de los años, hasta llegar a la forma definitiva del libro, en el que raramente se hallará altibajos estilísticos. En realidad, mientras no se lleve a cabo una investigación minuc




Compartir en:


1 | 2 |   Siguiente>>





mir-es.com
10 01 2013



Comentarios : El mundo habla español
 Comentarios

En este momento, no hay ningun comentario!

Enviar

Para poder introducir tu opinión, debes rellenar obligatoriamente los campos señalados como *

*Nombre:
Email:
*Comentario:
*5 + tres = ?
*Escribe código:  



Volver



               Para realizar donaciones al sitio por medio de SPRYPAY debe enviar el dinero:

             

esenrus@gmail.com



 Inicio   Busqueda  Galería   Show   Versos en la voz   Canciones   Contacto     Ruso

         
© mir-es.com 2019 Derechos Reservados St. Mir-Es
         
 
                    Rambler's Top100




  

    
     Яндекс.Метрика