Leopoldo Lugones. Nocturno


En la ribera
De la laguna,
Sale la luna
De primavera.

Derrama su orto
Sutil topacio
Por el espacio
Tibio y absorto.

Un vago cirro
De medio luto,
Le da un astuto
Ceño de esbirro.

Blancor de polo
Su disco ampara
Como una cara
Que ardió el vitriolo.

En los jirones
De la tiniebla
Traza y amuebla
Largos salones;

Donde con yerros
De vano alarde,
Hasta muy tarde
Ladran los perros.


1909

mir-es.com
25 12 2015