Humberto Garza Cañamar. Alma


En la tierra de luces;
patria de Alma,
hay norias que reflejan
nubes que pasan,
nubes viajeras,
proclamando en el cielo:
“Ella... se ausenta.”

Alma nació mirando
un sicomoro,
que se agitaba en sombras
llenas de polvo,
llenas de olvidos,
sobre cántaros grandes
hechos añicos.

Hoy ha crecido y tiene
en la mirada
una provincia grande
llena de calma,
con arboledas
casi sentimentales
como las huertas.

Lleva inmóvil estrella
sobre su rostro,
y resplandor de hierba
fijo en los ojos.
Los surtidores
en irisadas aguas
muestran su nombre.

alma, dirá algún día:
-Poeta ausente
hoy recuerdo tus charlas
y afuera llueve.
Mi vida escucha...
¡No es la lluvia de antes,
es otra lluvia!

Yo la veré de lejos,
mientras declamo
para jóvenes tristes
de pelo largo,
mi Poesía...
¡En el espacio grande
de la otra vida.!

mir-es.com
29 06 2009