El misterio del Mundo
–усский Español English 
  Inicio   Busqueda  Galería   Show   Versos en la voz   Canciones   Contacto     Ruso
   ¡Buenos días!
  Registración
  Inisiar sesión
   ¿Quiénes
   somos? 
   Catálogo
  Por autor
  Cronología
   Países
  Argentina
  Bolivia
  Brasil
  Venezuela
  Guatemala
  Honduras
  Rep.Dominicana
  España
  Colombia
  Costa-Rica
  Cuba
  México
  Nicaragua
  Panamá
  Paraguay
  Perú
  Puerto-Rico
  Salvador
  Uruguay
  Chile
  Ecuador
  Otro
   Sobre   los autores
  Poetas
  Traductores
  Pintores
  Compositores
  Intérpretes




 

  Imprimir 

Jorge Carrera Andrade. La soledad de las ciudades : El mundo habla español

Ecuador            



Jorge Carrera Andrade. La soledad de las ciudades


Sin conocer mi número.
Cercado de murallas y de límites.
Con una luna de forzado(1)
y atada a mi tobillo una sombra perpetua.

Fronteras vivas se levantan
a un paso de mis pasos.

No hay norte ni sur, este ni oeste,
sólo existe la soledad multiplicada,
la soledad dividida para una cifta de hombres.
La carrera del tiempo en el circo del reloj,
el ombligo luminoso de los tranvías(2),
las campanas de hombros adéticos,
los muros que deletrean dos o tres palabras de color,

están hechos de una materia solitaria.

Imagen de la soledad:
el albañil que canta en un andamio
fija balsa del cielo.

Imágenes de la soledad:
el viajero que se sumerge en un periódico,
el camarero que esconde un retrato en el pecho.

La ciudad tiene apariencia mineral.
La geometría urbana es menos bella
que la que aprendimos en la escuela.
Un triángulo, un huevo, un cubo de azúcar
nos iniciaron en la fiesta de las formas.
Sólo después fue la circunferencia:
la primera mujer y la primera luna.

¿Dónde estuviste, soledad,
que no te conocí hasta los veinte años?
En los trenes, los espejos y las fotografías
siempre estás a mi lado.

Los campesinos se hallan menos solos
porque forman una misma cosa con la tierra.
Los arboles son hijos suyos,
los cambios de tiempo observan en su propia carne
y les sirve de ejemplo el santoral de los animalitos.

La soledad está nutrida de libros,
de paseos, de planos y pedazos de muchedumbre,
de ciudades y cielos conquistados por la máquina,
de pliegos(3) de espuma
desenrollándose hasta el límite del mar.
Todo se ha inventado,
mas no hay nada que pueda librarnos de la soledad.

Los naipes guardan el secreto de los desvanes(4).
Los sollozos están hechos para ser fumados en pipa.

Se ha tratado de enterrar la soledad en una guitarra.
Se sabe que anda por los pisos desalquilados,
que comercia con los trajes de los suicidas
y que enreda los mensajes en los hilos telegráficos.





1 - forzado: preso condenado a realizan ciertos trabajos.
2 - tranvía: ferrocarril que circula por las calles.
Coche que utiliza rieles.
3 pliego: hoja cuadrangular doblada poi el medio.
4 desvanes: desván: parte más alta de una casa, debajo del techo.



Compartir en:









Konturiev Viacheslav. La soledad en la ciudad otoñal





mir-es.com
11 10 2013

Votar:
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10



Comentarios : El mundo habla español
 Comentarios


Enviar

Para poder introducir tu opinión, debes rellenar obligatoriamente los campos señalados como *

*Nombre:
Email:
*Comentario:
*5 + tres = ?
*Escribe código:  



Volver



               Para realizar donaciones al sitio por medio de SPRYPAY debe enviar el dinero:

             

coimires@gmail.com



 Inicio   Busqueda  Galería   Show   Versos en la voz   Canciones   Contacto     Ruso

         
© mir-es.com 2020 Derechos Reservados St. Mir-Es
         
 
                    Rambler's Top100




  

    
     яндекс.ћетрика