Juan Ramón Jiménez. Para quererte, al destino…


Para quererte, al destino
le he puesto mi corazón.
¡Ya no podrás libertarte
— ¡ya no podre libertarme! —
de lo fatal de este amor!

No lo pienso, no lo sientes;
yo y tu somos ya tu y yo,
como el mar y como el cielo
cielo y mar, sin querer, son.

mir-es.com
12 05 2016