Bella Clara Ventura. Luna


Soy esa coqueta luna
con voz de querubín,
a veces quebradiza y otras fuerte
como vientos australes.
Alada en deseos de hacerme tuya,
hombre terrenal,
vigilante de mis pasos
en un planeta llamado Tierra.
Me inclino ante la redondez del mes
sin menguar anhelos.
Un guiño de la noche acompaña la conquista
hasta conspirar con los astros
para la entrega.
Te huelo, te siento.
Nos seguimos hasta la nudista playa.
Te quitas la prenda más intima.
Beso los montículos
mientras tu presencia devoro
en hechizos de otras providencias.
Unida en el castillo de arena
me esculpo en mujer luna,
aluno mis cabellos.
Dibujo con ellos las mordidas del ayer.
Y tú, amante del océano,
en mareas de sortilegios
conviertes mis ocasos.
Gigantes olas
anuncian nuestra copula
sobre un tapete de cristales.
Humedecida en tus ganas,
- duna en movimiento -
me dejo asir por tus embrujos.
Atisbo las estrellas,
cómplices de querer penetrar las aguas.
Calientes chorrean brillos.
Invadida de caricias me devuelves
el íntimo de la dicha.
En una sonrisa acomodo mis pisadas
de mujer satisfecha.
Extravagancia soy!
Dejo huella en la arena
bajo el erotismo
de un plenilunio con escote.

mir-es.com
21 04 2016